Imaginen … una fábrica de resignación. LXXXVIII.

 Ya sólo percibiréis – ya sólo buscaréis, ya sólo aceptaréis – verjas y uniformes. Quince años. 

 Fieles a una fuente de la que beberéis, cada vez, en la seguridad de la saciedad. He aquí vuestra libertad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s