Joachim Schwabing – Cadáveres crecer. Imaginen … LXXXIX.


Recojo aquí, con la autorización expresa del autor, este relato.

Joachim Schwabing – Cadáveres crecer.

 Creo que no se ha repetido. El sueño. 

 Las palabras que voy a escribir son …, quiero decir, … Ya están desleídas las imágenes, sé. La transcripción que sigue es falsa, como toda transcripción. Mi autoindulgencia esbozó que la distinguiera aproximación y que lo intentara.

 Los camiones alcanzan el campo de plantación. 

 De los vehículos descienden, sonrientes, niñas y niños que, apresurándose, acceden al recinto.

 Los camiones parten.

 Tras las rejas tras los cristales en las ventanas, oleosas cabezas de cadáveres aún sonríen. Observan los vehículos.

 Los camiones regresan.  

 Ya recolectada, cargan la añada. 

 Muchas veces he reescrito el texto. Desasosegado, me detengo ahora. Continuaría considerándolo, hasta que el sueño fuera una palabra sola que sólo yo entendiera. Si palabra.

 Es todo.

——

© Protegido.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s