Imaginen … a Eris secreta. XCI.

Papá y mamá creen en la competencia y la temen; la elección de un centro educativo privado para sus vástagos es una pretensión – una vívida ilusión – de controlar la competencia desde la aprensión a ese tipo de sociedad que la misma competencia crea. 

Esta otra disciplina reciben hijos e hijas: dinero es control, dinero es distancia. El bienestar así fabricado permite percibir control y distancia como valores en una sociedad de competencia.

Naves hostium.

Es una política simple: obsequiar al enemigo. 

 Observar al propietario del centro privado descender la cuesta, ya alargando un libro en la mano. Simenon, Maigret. De mi biblioteca personal, escucharle afirmar. Mañana de invierno. No sentir el frío, de pronto. 

 Conocer del enemigo para ir derruyéndole.

85 años del caso de Maravillas: la niña violada y asesinada por un grupo de falangistas que arrojaron su cadáver a los perros – Juan Luis Valenzuela en elplural.com.

85 años del caso de Maravillas: la niña violada y asesinada por un grupo de falangistas que arrojaron su cadáver a los perros. Antes de morir fue violada delante de su padre y posteriormente ambos fueron fusilados.


Juan Luis Valenzuela en elplural.com. Sábado, 28 de agosto de 2021. Imaginen …


https://www.elplural.com/politica/85-anos-caso-maravillas-nina-violada-asesinada-grupo-falangistas-arrojaron-cadaver-perros_273050102

Joachim Schwabing – Cadáveres crecer. Imaginen … LXXXIX.


Recojo aquí, con la autorización expresa del autor, este relato.

Joachim Schwabing – Cadáveres crecer.

 Creo que no se ha repetido. El sueño. 

 Las palabras que voy a escribir son …, quiero decir, … Ya están desleídas las imágenes, sé. La transcripción que sigue es falsa, como toda transcripción. Mi autoindulgencia esbozó que la distinguiera aproximación y que lo intentara.

 Los camiones alcanzan el campo de plantación. 

 De los vehículos descienden, sonrientes, niñas y niños que, apresurándose, acceden al recinto.

 Los camiones parten.

 Tras las rejas tras los cristales en las ventanas, oleosas cabezas de cadáveres aún sonríen. Observan los vehículos.

 Los camiones regresan.  

 Ya recolectada, cargan la añada. 

 Muchas veces he reescrito el texto. Desasosegado, me detengo ahora. Continuaría considerándolo, hasta que el sueño fuera una palabra sola que sólo yo entendiera. Si palabra.

 Es todo.

——

© Protegido.