George C. de Lantenac – La ciudad de las moiras.


La ciudad de las moiras.

 La neurosis y el suicidio son mecanismos higiénicos de autorregulación en la sociedad de la competición. A modo de “selección natural”, se dan en esta sociedad condiciones de supervivencia que han de aislar a quienes pueden articularse en los procesos de la causa y la finalidad económicas de quienes no.

George C. de Lantenac, Ensayo sobre la Muerte de Jesús de Nazareth. Traducción y derechos de la traducción: Albert Sans ( el texto se reproduce con su consentimiento expreso ). La ciudad de las moiras no traduce ningún título en el texto original y es, sólo, una propuesta del traductor.

Imaginen … la categoría y la especie. CXIV.


Una mujer anciana mendigaba comida ante una detenida verdulería ambulante; tras aparentar brevemente un cálculo, el vendedor levantó una cebolla en la mano y la tendió. La mujer tomó la cebolla y, mirando en los ojos del hombre, la descascarilló primero y comenzó a comérsela después.

 Profesor, profesora, de centro privado: te clasificas en la misma categoría de la comprensión y en la misma especie. En la sociedad de la competición la percepción de la distinción mueve el afán y él da valor a las posiciones prefiguradas. Es lo que llamas voluntad y subjetividad su triunfo.

 Imagina …

Imaginen … el plan, la metáfora. CXIII.


Albert Sans – Plan o metáfora.

Desalienta la creencia en la raíz. Sujeta, retiene. La planta, el árbol, dejará de crecer.

 En la creencia, sin raíz no se vive. Cosmovisión o plan, el plural confirma la metáfora en la imagen de la red. 

 Un reflejo se anexa la metáfora en la podredumbre de la carne en la tierra. La detención embellecida de duración, la utilidad, como destino, como forma de inmortalidad.

—-

© Albert Sans. El texto se reproduce con el expreso consentimiento del autor.

Imaginen … el trapiche. CXII.


 No podéis sino ser fruto y molino. Es el aprendizaje de la forma el solo legado en vuestro innegable ejercicio de docencia. Abstracción el contenido. Y vehículo. 

 A vuestra merced el alumnado, reverberáis el daño o mecánica. Imposible la conciencia del mal, la satisfacción alivia una desatendida soledad en la comunidad de la continuidad favorecida; en ésta, en una bruma como una certeza, fabuláis también permanencia y os validáis en oposición al anidado sentimiento de insignificancia.

 Profesores, profesoras, de centro educativo privado: una máquina que ya no reproduce la función planeada para su creación, cumple la de un símbolo; el recinto que cohabitáis contiene una, uno.

 Ya no creemos en las coincidencias. Imaginen …

El terror – The horror.

Mientras usted lee este texto, un hombre anciano entierra a una niña cerca de un árbol. Viva. Negada en la palabra que no la ha llamado. La madre, su hija, es un desconsuelo comprensivo.


——

As you read this text, an old man buries a girl near a tree. Alive. Denied in the word that has not called her. The mother, his daughter, is an understanding grief.

Joachim Schwabing – La visión del perro.


La visión del perro.

 El resto del cuerpo de un lado de la pared. Del otro, una mano. Sólo. Firmemente sujeta a través del orificio. Le devolví la consciencia de una bofetada. Descubrió al perro y le expliqué. 

 – Voy a concederte una visión. 

 Fue una noticia, hacía unos días: un hombre había encadenado a un perro y, vivo, le había arrancado los ojos primero y destripado después. Vivo. Denunciado, un proceso se había abierto contra aquél.

 – Este perro va a devorarte los dedos hasta que yo intervenga. Lo que en ellos notas no se puede sacudir. No vas a morir. Te inyectaré un sedante y, cuando vuelvas en ti, ni el perro ni yo estaremos aquí y podrás irte.

 El perro no había dejado de olfatear el aire. El hombre que yacía en el suelo miró la puerta que comunicaba las estancias. 

– A partir de entonces, no percibirás la ausencia de los dedos.

——

© Protegido.

Imaginen … el escalofrío. CXI.


Empleados y empleadas del centro privado registran en línea valoraciones de cinco estrellas.

 Empleados y empleadas del centro privado – en él treinta años de hacendosa historia -, registran en línea valoraciones de cinco estrellas.

 Familiares de empleados y empleadas del centro privado registran en línea valoraciones de cinco estrellas.

 Uno de los empleados del centro privado, franquista de llavero y adhesivo, erige en línea una torre de vigilancia en la apariencia de una valoración de cinco estrellas.

 El mismo empleado del centro privado, franquista de llavero y adhesivo, fija en línea así, también, instrucciones en la apariencia de una valoración de cinco estrellas.

 Hay varias formas del terror en los párrafos anteriores.

 Escalofrío, ya en su pantalla amiga.

 Imaginen …

El terror – The horror.

Mientras usted lee este texto, la puerta de una habitación en un burdel se cierra tras una mujer, la figura del enamorado reciente que ha facilitado un viaje mudada poco antes en la del proxeneta.  

——

As you read this text, the door of a room in a brothel closes behind a woman, the figure of the recent lover who has facilitated a trip changed into the pimp’s just a moment ago.


Imaginen … Athene noctua. CX.


Como el águila, el ave de Atenea es un ave rapaz. Atenea o sabiduría, mas Atenea o tácticas de guerra.

 El ave de Atenea es un emblema, como un águila pudiera serlo. Fiel, el emblema en el colegio privado la alude, así en la luz ocultada.

 Imaginen no creer ya en las coincidencias.